CAVABÀ, CAVABÀNIC, BACAVÈS,

CATALÀ - VALENCIÀ - BALEAR

 

Sobre los neologismos cavabà (cavabán) y cavabana, bacavès (bacavés) y  bacavesa, cavabànic y cavabànica (cavabánico y cavabánica) para denominar la Lengua Catalana - Valenciana - Balear, así como, sin hegemonismos de ninguna clase, el conjunto cultural y lingüístico catalán-valenciano-balear, al igual que, como gentilicio, a las personas y objetos oriundos del mismo.

 

****************

 

"En llemosí sonà lo meu primer vagit

quan del mugró matern la dolça llet bevia;

en llemosí al Senyor pregava cada dia

e càntics llemosins somiava cada nit".

 

Bonaventura Carles Aribau: Oda a la Pàtria (1833)

 

****************

 

EL MANIFEST

 

Cumplido ya el trigésimo aniversario de la publicación del Manifest de la Llengua Cavabana o Catalana-Valenciana-Balear (1978) en el semanario Hoja del Lunes de Palma de Mallorca (Illes Balears, Islas Baleares), en el mensual Terres Catalanes de Perpinyà (Penpiñán, Perpignan) y extractado en la revista Ponent, queremos tributar un homenaje a Antoni M.ª Alcover, iniciador del Diccionari Català-Valencià-Balear, a Nicolau Primitiu Gómez Serrano, Presidente que fue de Lo Rat Penat, autor de la obra Una llengua sense nom (Una lengua sin nombre) y de la palabra sintética bacavès o bacavà, base de los neologismos cavabà y cavabana, cavabànic y cavabànica, y a S'Equip Any 2000, redactor del Manifiesto.

A partir de unos textos del catalán Bonaventura Carles Aribau, poeta de la oda "La Pàtria" (1833), con la que se inicia la Renaixença de la lengua y la literatura catalana-valenciana-balear y donde llama llemosí (lemosín) a nuestro idioma común, de la poestisa balear Maria Antònia Salvà, del filólogo aragonés Julio Cejador y del erudito valenciano Gregorio Mayans y Siscar, que dice que "los dialectos de la lengua lemosina son el catalán, el valenciano y el mallorquín (o balear)", en el Manifest se propone que, sin discutir el origen occitano-mozárabe del grupo idiomático catalano-valenciano-balear, respetando todas las demás denominaciones y escuelas lingüísticas y con el fin de encontrar un nombre neutral para el bloque de las distintas modalidades habladas en Catalunya o Países Catalanes, en el País Valenciano, en las Islas Baleares, en El Rossellón, en Andorra, en Alguer y en algunas zonas limítrofes de Aragón y de Murcia, se denomine todo el conjunto  con la expresión compuesta y conciliadora de lengua catalana-valenciana-balear y con el neologismo sintético de idioma cavabán o cavabánico, palabras formadas  por las sílabas iniciales de los gentilicios catalán, valenciano y balear, puestos por el orden demográfico de las tres regiones, que es el orden respetado por Mossèn Antoni M.ª Alcover en su Diccionari C-V-B, que por este motivo es considerado uno de los precursores del neologismo, junto al escritor catalán Manuel de Montoliu y al erudito valenciano Nicolau Primitiu Gómez Serrano, que en 1927 propuso ya la denominación de bacavès o bacavà, en la que colocaba las sílabas iniciales de los tres gentilicios por orden alfabético.

Soluciones similares -se dice textualmente en el Manifiesto- "existen y son aceptadas por todos en otras demarcaciones políticas y comunidades lingüísticas, por ejemplo: Benelux (palabra formada por las sílabas iniciales de Bélgica, Nederland y Luxemburgo); Pakistán (nombre integrado por P de Punjab, A de Afgano, K de Kashmir, I de Islam, S de Sind y TAN de Beluchistán); el idioma flamenco-holandés tiene dos nombres, según sea hablado en Flandes o en Holanda; el idioma galaico-portugués dispone de una expresión compuesta, sin que se pretenda que el portugués se llame gallego ni que el gallego se llame portugués, y esto que son dos modalidades de un único idioma; las lenguas danesa, sueca, noruega e islandesa han encontrado un nombre común en la denominación no hegemónica de idioma nórdico; el provenzal, el gascón, el lenguadociano y el lemosín, se han puesto de acuerdo en la denominación unitaria y no centralista de lengua occitana, etc."

El Manifest termina diciendo "Tal vez esta propuesta sobrepase algunas encontradas visiones y algunos miopes sectarismos, pero nos presenta una esperanzadora perspectiva de buena voluntad y de hermandad, siempre que el conjunto cultural cavabánico tenga posibilidades de un futuro auténticamente democrático."

Los neologismos cavabànic y cavabànica (cavabánico y cavabánica) son además adjetivos muy útiles y prácticos para denominar, sin herir susceptibilidades regionales y sin hegemonismos de ninguna clase, el conjunto cultural y lingüístico catalán-valenciano-balear, así como a las personas y objetos oriundos del mismo, de una forma similar a los gentilicios germánico, germánica, hispánico, hispánica, itálico, itálica, francófono, francófona, etc. Por ejemplo, los habitantes de Austria o del cantón suizo de Zurich  no son alemanes, sino germánicos; los habitantes de Québec o del cantón helvético de Ginebra no son franceses, sino francófonos, etc. Igualmente los ciudadanos del País Valenciano o de las Islas Baleares no son catalanes, sino cavabánicos.

 

PRINCIPALES NOMBRES ALTERNATIVOS DE LA LENGUA CAVABANA, BACAVESA O CATALANA-VALENCIANA-BALEAR

 

Català (catalán): Habla propia de los catalanes. Modalidad de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear hablada en Catalunya (Cataluña), en El Rosselló (El Rossellón, Le Roussillon, Departamento francés de los Pirineos Orientales), en el Principat d'Andorra (Principado de Andorra) y zona limítrofe de Aragón. Se divide en catalán occidental y catalán oriental. La parte norte, hablada en Francia en El Rosselló, recibe también a veces el nombre de rossellonès (rossellonés). Menos usual es la denominación de andorrano para el habla de los ciudadanos de Andorra.

Valencià (valenciano): Habla propia de los valencianos. Modalidad de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear hablada en el Regne de València o Comunitat Valenciana (Reino de Valencia o Comunidad Valenciana) y pequeño enclave limítrofe de Murcia.

Balear: Habla propia de los baleares. Modalidades de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear habladas en en Regne de Mallorques o de Mallorca, Illes Balears (Reino de Mallorcas o de Mallorca, Islas Baleares). Se subdivide en

Mallorquí (mallorquín): Habla propia de los mallorquines. Modalidad de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear hablada en Mallorca. Tiene también la acepción más amplia de considerarse a veces sinónimo de balear debido a que el antiguo Regne de Mallorques comprendía todas las Islas Baleares, amén de otros territorios continentales, como El Rossellón, el Vallespir, el Conflent, la Cerdanya, Carlades, Omelades y el Señorío de Montpellier, en el sur de Francia.

Junto al mallorquín o balear popular, que es el hablado corrientemente, hemos de incluir el mallorquín o balear literario, de carácter más depurado y convergente y que es el usado, a través de los tiempos, por la mayoría de los escritores insulares: Ramón Llull, Anselm Turmeda, Ferrando Valentí, Tomàs Aguiló,  Marian Aguiló, J. Pons i Gallarza, Pere d'Alcàntara Penya, Bartomeu Ferrà, Tomàs Forteza, Gabriel Maura, Miquel Costa i Llobera, Joan Alcover, Llorenç Riber, Miquel Ferrà, Salvador Galmés,  Maria Antònia Salvà, Antoni Maria Alcover, Àngel Ruiz i Pablo, Isidor Macabich, Miquel Forteza, Guillem Colom, etc.

Menorquí (menorquín): Habla propia de los menorquines. Modalidad de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear hablada en Menorca.

Eivissenc (ibicenco): Habla propia de los ibicencos y formenterenses. Modalidad de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear hablada en Eivissa (Ibiza) y Formentera. A veces se llama también formenterenc o formenterer (formenterense) a la modalidad hablada en las Isla de Formentera.

Alguerès (alguerés): Habla propia de los alguereses. Modalidad de la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear hablada en Alguer (Alghero), en Isla de Cerdeña. En el neologismo cavabán el alguerès, junto con Andorra y el habla de las demás zonas minoritarias, está representada por la triple A de CA-VA-BA.

Pla: Denominación dada a la lengua cavabana o catalana-valenciana-balear, especialmente en su modalidad insular, en Menorca.

En algunas ocasiones se usa impropia y hegemónicamente alguna de estas denominaciones alternativas para designar todo el idioma cavabán, bacavés o catalán-valenciano-balear y la literatura en él escrita.

Cavabà, cavabànic, bacavès y bacavà (cavabán, cavabánico, bacavés y bacaván) deben ser considerados sinónimos y formas abreviadas de decir catalán-valenciano-balear y sin más pretensión que la de facilitar, sin hegemonías, sin imperialismos, sin imposiciones políticas y sin dogmatismos filológicos pseudocientíficos, el difícil consenso que actualmente existe en este campo. Por esto son un puente de entendimiento igualitario entre los que hablamos las distintas modalidades de la lengua catalana-valenciana-balear.

El aranés, hablado en el Vall d'Aran (Valle de Arán) es un caso diferente, ya que se trata de una modalidad del gascón.

============

"Los mallorquines hablan una lengua que es tan antigua como el inglés y más pura que el catalán o el provenzal, sus parientes más cercanos" (Robert Graves).

"Si los mallorquines no quieren que se diga "catalán" a su lengua, están en su derecho; cada pueblo tiene su propio poder" (Manuel Criado del Val).

En la ecléctica y conciliadora línea de Antoni Maria Alcover, el filólogo catalán Josep Calveras, en su obra La reconstrucció del llenguatge literari català (1925), ya escribió: "Català-valencià-balear seria el nom propi i a tothom acontentaria, si no fos que és massa llarg, i que de fet els filòlegs ... han pres el costum de dir-ne breument: llengua catalana" ("Catalán-valenciano-balear sería el nombre propio y a todos contentaría, si no fuera porque es demasiado largo, y que de hecho los filólogos ... han tomado la costumbre de llamarlo simplemente: lengua catalana").

No podemos olvidar la denominación global e histórica de llemosí o lemosín, usada por numerosos escritores de la Renaixença y todavía vigente o recordada con nostalgia entre algunos escritores e intelectuales contemporáneos y que de haberse conservado hubiera evitado muchos problemas y debates disgregadores.

 

 

El escritor mallorquín Ramón Llull, patriarca de la Llengua Cavabana, Cavabànica o Catalana-Valenciana Balear, según una miniatura del manuscrito de Karlsruhe que representa a Raimundo Lulio y el ejército de la Verdad dirigiéndose al asalto de la Torre de la Falsedad.

 

Esta página, que resume el pensamiento del Projecte Cavabànic y cuya propuesta es aceptada de momento sólo minoritariamente, pero que tiene un indudable valor testimonial y tal vez insospechadas posibilidades de futuro, en nombre de la libertad de expresión ha sido recuperada y ligeramente adaptada del sitio web Nova Almudaina, que, por clausura del servidor en el que estaba ubicado, desapareció a finales de octubre de 2009.

 

ANEXO

 

 

(Quaderns literaris PONENT, segunda etapa, número 15-16, Mallorca, 1978)

 

____________________________________-